Portada » sepia

Recetas con sepia

La sepia es un tipo de molusco cefalópodo con 10 tentáculos. Se le llama de varias formas según la ciudad o país donde nos encontremos, por ejemplo, en Sevilla le llaman choco, y uno de los platos más tradicionales de allí son las papas con choco. Su nombre sepia viene del color de su tinta, a diferencia de la del calamar que es negra, la de la sepia es color sepia.
En el mercado, podemos encontrarnos dos tipos de sepia. La sepia orbignyana y la sepia elegans. Esta última es más pequeña y no tiene la espina visible. Es muy fácil distinguirlas, ya que no tienen la misma forma ni las mismas ventosas y, el brazo al que llaman de copulación es diferente. Las dos especies se pescan en el Mediterráneo.
La sepia, se puede preparar en muchos tipos de recetas. Una de las recetas más comunes es la sepia a la plancha con una salsa de ajo, aceite y perejil que no podemos preparar con la Thermomix. También se puede preparar en guisos, en arroces o sola con un buen vino, estas variedades de recetas con sepia sí las podemos preparar con la Thermomix. El sabor y la textura de la sepia fresca de la congela cambia mucho y, lo cierto es que, con lo tierna y sabrosa que está la sepia fresca y la diferencia de precio de una a otra… es preferible la sepia fresca.
Para limpiar la sepia antes de preparar cualquier receta con la Thermomix hay que darle la vuelta y dejarla a remojo en el fregadero unos 20 minutos, así saldrá toda la arenilla de los tentáculo. Si vamos a tomar la sepia al día siguiente, debemos guardarla en la nevera limpia y sin tinta. Sino notaremos un sabor amargo y la arena como que se incrusta en la piel.
A la hora de preparar una receta con sepia en la Thermomix hay que tener en cuenta que, si nos pasamos de cocción o no llegamos al punto se queda dura y pierde mucho sabor, por lo que en todas nuestras recetas de Thermomix os recomendamos un tiempo y la posibilidad de cocerla un poco más hasta conseguir el punto perfecto.
Si queremos eliminar el olor a sepia de la Thermomix, una vez hemos terminado la dejamos con leche a temperatura 100 grados hasta que rompa a hervir después la apagamos y la dejamos como una hora, cuando vayamos a fregarla ya no olerá a pescado.